Avisar de contenido inadecuado

Unidad vi ciencia y tecnologia en el mundo contemporaneo

{
}

CIENCIA Y TECNOLOGIA EN EL MUNDO CONTEMPORANEO

El ultimo tercio del siglo XX ha puesto claramente de manifiesto para todo el mundo que la incesante corriente de innovaciones producidas por la tecnociencia ese híbrido de ciencia y tecnología modernas que caracteriza la época se ha convertido en la fuerza decisiva que configura las condiciones, los ambientes y las formas de vida a nivel global. Pero junto y en contraste con el ritmo creciente de tecnocientificación de entornos culturales y naturales, subsisten dualidades filosóficas tradicionales entre ciencia, tecnología, cultura y naturaleza.

Tales divisiones conceptuales y teóricas han dado paso, a lo largo de la historia, a separaciones académicas, educativas e institucionales y dan lugar actualmente a percepciones no sólo de disociación sino también de oposición entre los ámbitos de la ciencia y la tecnología y los de la cultura y la naturaleza.

Las nuevas constelaciones de ciencia-tecnología-naturaleza-cultura van a exigir, sin duda alguna, la capacidad de comprender los complejos entramados que producen las innovaciones tecnocientíficas y de manejar las transformaciones culturales y ambientales que las mismas conllevan, es decir, nuevas formas de interpretación, valoración e intervención para con esas nuevas constelaciones que hoy en día provocan confusión y propician actitudes de incredulidad y preocupación ante las innovaciones tecnocientíficas que, indiscutiblemente forman parte ya de nuestra realidad.

CIENCIA, TECNOLOGÍA Y SOCIEDAD EN EL SIGLO XX

En el primer tercio del siglo XX, se articularon los primeros estudios sociales e históricos de la ciencia, a partir de los planteamientos sociológicos desarrollados por Marx, Scheler y Mannheim en sus investigaciones sobre el conocimiento en general. Estudios como los de Fleck, Hessen o Zilsel (Rossi) formaron parte de un importante giro sociológico que se manifestó claramente en el II Congreso Internacional de Historia de la ciencia de Londres, en 1931. Los nuevos planteamientos entendían la ciencia, fundamentalmente, como el resultado de Interacciones sociales y su estudio se centró en los contextos sociológicos y económicos que configuraban su desarrollo.

Sin embargo, con Merton se instaló como disciplina académica, en EE.UU., una sociología de la ciencia que intentaba un compromiso entre los planteamientos más críticos de la tradición marxista y los más conservadores de Max Weber. El objeto de la investigación sociológica mertoniana se limitaba, sin embargo, a las normas, los sistemas de remuneración, los roles, etc., que estructuraban socialmente las comunidades de los científicos, dejando de lado. como territorio de la filosofía, el estudio de como se producían los conocimientos propiamente científicos.

En el ámbito de la filosofía de la ciencia, el giro social permaneció prácticamente inoperante Para Kuhn, su autor, la ciencia no consistía en la totalidad de las proposiciones verdaderas, ni estaba regida por principios lógicos y metodológicos inmutables, sino que representaba una empresa social basada en un consenso organizado. En esta misma década de los sesenta, empezó a cristalizar en el contexto norteamericano de la guerra del Vietnam y de las crisis ecológicas, un cambio en la valoración de la ciencia y la tecnología.

Este replanteamiento o giro valorativo venía a cuestionar algunos de los rasgos que la filosofía y la sociología ancladas en una rígida delimitación entre hechos y valores, atribuían a la ciencia, tales como la supuesta excelencia racional de los conocimientos científicos y de los procedimientos tecnológicos o la neutralidad valorativa. Así surgieron los programas Science, Technology and Society (STS) en numerosas e importantes universidades norteamericanas. El mensaje de este movimiento académico insistía sobre los condicionamientos sociales y los trasfondos valorativos que regían el desarrollo científico y tecnológico y alertaba de los graves impactos que se estaban derivando para la sociedad y el medio ambiente.

Los antropólogos se acercaron al estudio de la ciencia mediante etnografías, biografías de científicos, análisis retóricos del discurso científico, comparaciones culturales cruzadas e investigaciones de las imágenes representaciones populares de la ciencia. De esta forma, se establecieron en los años ochenta y noventa los llamados estudios culturales de. la ciencia, con los que se consuma el que puede llamarse giro antropológico. En su conjunto, los diversos giros reinterpretativos no se desarrollaron como secuencias históricas que se sucedían estrictamente unas a otras, más bien, se fueron solapando y entrecruzando en el tiempo, componiendo a veces sus fuerzas y repeliéndose otras veces, como contrarios, para dar paso a procesos de demarcación e institucionalización de nuevas disciplinas, programas y campos académicos.

Crecimiento Del Acercando La Ciencia A La Sociedad:

Es ya un tópico afirmar que uno de los aspectos distintivos del siglo XX frente a cualquier otro momento histórico es la multiplicación de los conocimientos científicos y la radical transformación tecnológica de las condiciones de la vida humana. Los sueños clásicos de los relatos de ciencia-ficción han perdido gran parte de su encanto romántico al hacerse reales, en el tránsito al tercer milenio, muchos de los prodigios que contenían. La inflación del desarrollo tecnocientífico ha motivado, además, la creciente incorporación de esas disciplinas en la planificación educativa de todos los países. Frente al predominio de la troncalidad de los saberes tradicionales, la nueva formación universitaria tiende a multiplicar las ramificaciones y especialidades correspondientes a los nuevos campos tecnocientíficos que, precisamente con esa explosión epistémico-educativa, siguen proliferando.

Sin embargo, también la educación general en sus niveles primario y secundario ha vivido el incremento de la presencia de los modernos contenidos científicos en las sucesivas renovaciones de sus currículos. Es algo asumido que en la formación general del ciudadano debe tener un papel importante el contacto de las diversas realidades científicas y tecnológicas, del mismo modo que la formación superior se concibe como la especialización en cada una de ellas. Se trata en general de potenciar la presencia de la ciencia y la tecnología en la formación de los ciudadanos, dada la relevancia que éstas han cobrado en el mundo contemporáneo.

Sin embargo, a pesar de que la tradición internalista de los análisis sobre la ciencia va siendo contestada en los ámbitos académicos, las concepciones descontextualizadas de la ciencia y la tecnología siguen dominando la organización curricular de la enseñanza de esos contenidos en los sistemas educativos. (Obsérvese los planes y programas de estudio de educación básica en México), parece pertinente, por tanto, que la crítica a la reproducción social de esa imagen en las instituciones educativas no se limite a los ensayos sociológicos en los que se denuncia el papel reproductor de la escuela respecto de las ideologías dominantes(Louis Althusser en La revolución teórica de Marx 1965) (en este caso, la ideología tradicional sobre las relaciones entre ciencia, tecnología y sociedad).

ANALISIS DEL DESARROLLO TECNOLOGICO

Al interrelacionar a la ciencia, la tecnología y el desarrollo en el marco hacia el tercer milenio, tomemos como ejemplo a la biotecnología ya que nos ofrece tecnologías de un amplio recorrido histórico, con su origen en tos albores de la humanidad. En los años ochenta, la biotecnología fue recibida como el análogo biológico de la industria de las computadoras en un campo de aplicación muy intensivo en conocimiento, promoviendo de esta manera la creación de empresas. Habría que resaltar el alto desarrollo que tuvieron desde aquellos años potencias como Estados Unidos, Japón y países de Europa, en donde sobreexplotando la moderna biotecnología logran ana vanguardia competitiva de las empresas.

Hoy, los Estados Unidos siguen siendo los líderes mundiales en este renglón, por encima de la biotecnología de los japoneses, quienes han invertido insuficientemente en las ciencias biológicas. Etiopía figura a la cabeza en la producción de conocimiento, pero presenta notable déficit en la capacidad para difundir ese conocimiento hacia las empresas. a diferencia de los Estados Unidos creemos que desde un análisis micro de desarrollo podríamos comparar a nuestro país con Europa, en donde se produce conocimiento pero al carecer de inversiones económicas no pasa del portal y muchas veces tienden a fugarse al extranjero.

Según datos estadísticos que colocan a México en los últimos lugares de preparación, habría que reflexionar al respecto, tomando en cuenta no solamente los propios resultados que si bien no se ignoran, sería muy conveniente conocer cuál es el perfil de desempeño tanto del alumno como del docente que el Estado esta "demandando", pasando por la calidad y originalidad de los Planes Nacionales de Desarrollo que se implementan en el país, las actitudes hegemónicas de nuestros dirigentes políticos gubernamentales, y la visión a futuro que desean de la comunidad mexicana, esto, queremos suponer, sin estar buscando espejo alguno que logre modelar nuestro desarrollo, es una realidad que muchísimos mexicanos poseen el conocimiento, pero desgraciadamente se les está o se nos está prohibido "pensar"; pues la facilidad de un mundo comodino y neoliberal nos está impidiendo avanzar en ese lento y dudoso caminar que cada vez nos aplasta más.

Al tratar de insertar a la biotecnología en nuestras vidas, en un mundo emergente y embrutecido con la alta globalización capitalista nos damos cuenta que el papel que jugamos es muy importante, pues, si no existieran países consumistas como el nuestro ¿quien iba a absorber todos esos productos provenientes de las altas potencias economistas?. Por otro lado, dentro de una cultura de progreso y desarrollo, Jonathan Lash (1997) define al desarrollo sostenible como "la integración de los objetivos económicos, ambientales y sociales" y bueno, resulta bastante interesante el intentar triangular los tres objetivos anteriores, en donde exista una economía sólida pero atendiendo al cuidado ambiental con equidad, pero sin desatender el avance socioeconómico de un grupo.

Definamos a la biotecnología como el conjunto de tecnologías de carácter horizontal, abarcando toda una serie de técnicas utilizadas por el ser vivo para desarrollar nuevos procesos industriales, bienes o servicios (Muñoz, 1997), Podemos ver a la biotecnología como parte de una tecnología crítica propicia para la sostenibilidad de la conservación del medio ambiente, y bueno ante esto surge una interrogante: ¿se puede hacer uso de los recursos biotecnológicos y a la vez sostener una conservación del "medio ambiente" ? , tal vez de una manera entrecomillada si resulta confiable y ponderable, , de otra manera no lo aceptamos, y no lo aceptamos desde la perspectiva del temor y las sospechas que está despertando tanto el empleo de los transgénicos sobre la estabilidad ecológica o la propia salud del ser vivo, como la clonación de seres vivos, así como lo es la elección de ciertas características deseables en los seres humanos, esto en base al estudio del ADN, y por qué no se ha pensado en el futuro que puede desencadenarse en estos seres "creados" por la estética, jugando de esta manera con las leyes naturales mismas.

Impacto de la tecnología en la sociedad.

La tecnología se propone mejorar u optimizar nuestro control del mundo real, para que responda de manera rápida y predecible a la voluntad o el capricho de la sociedad, aunque no siempre sea en su beneficio. La tecnología es también la provincia de la industria y de la empresa comercial; para nada sirve si sus productos no responden a las necesidades de los consumidores.

Tradicionalmente la tecnología ha progresado por el método empírico del tanteo. La tecnología ha estado a la vanguardia en muchos campos que posteriormente adquirieron una sólida base científica. Se dice que los efectos la tecnología constituyen un "impacto". La tecnología derrama sobre la sociedad sus efectos ramaficadores sobre las prácticas sociales de la humanidad, así como sobre las nuevas cualidades del conocimiento humano.

Desde los primeros tiempos de la agricultura o desde fines de la Edad del Hierro, la cultura humana ha tenido una tecnología, es decir, la capacidad de modificar la naturaleza en un grado u otro. Se considera que la tecnología proporciona estimables beneficios a corto plazo, aunque a largo plazo han engendrado graves problemas sociales. Algunos autores consideran que los problemas que ha generado la tecnología son indirectamente provocados por la ciencia, ya que si no contáramos con los avanzados conocimientos científicos, no tendríamos una tecnología tan adelantada.

BENEFICIOS DE LA TECNOLOGIA

Los beneficios que trae consigo la tecnología moderna son muy numerosos y ampliamente conocidos. Una mayor productividad proporciona a la sociedad unos excedentes que permiten disponer de más tiempo libre, dispensar la educación y, de hecho, proseguir la propia labor científica. Todos nosotros necesitamos alimentos, vivienda, ropa, etc. Cuando quedan satisfechas esas necesidades básicas y la tecnología empieza a proporcionar beneficios cada vez más triviales, es cuando surgen esencialmente los problemas.

Si consideramos la situación actual de los países desarrollados, vemos que la gente o parece más feliz que en el pasado, y a menudo tampoco tiene mejor salud. Los desechos ambientales que produce la tecnología han creado nuevas formas de enfermedades y fomentado otras. El propio trabajo es hoy más monótono y decepcionante. El ser humano necesita realizar algo que estimule su cerebro, su capacidad manual y también necesita variedad.

La industria de base tecnológica ha dislocado la familia. Por ejemplo, el hecho de tener que dedicar mucho tiempo al transporte separa a menudo a un padre de sus hijos. La sociedad tecnológica tiende también a separar a la madre del niño pequeño. La facilidad de las comunicaciones incita a los hijos a irse muy lejos, y la familia ampliada a dispersarse más. Además de todo esto, a consecuencia de todo esto, se debilita la transmisión cultural de las técnicas (por ejemplo, la cocina, la educación de los niños, etc.) y los pedagogos tienen que intentar colmar esta laguna.

Normalmente, las sociedades están integradas por grupos coherentes en las cuales se reconoce la identidad personal y se ejercen presiones para coartar los actos antisociales. Si están demasiado aislados, estos grupos se vuelven opresivos. En un primer momento, los efectos de la facilidad de las comunicaciones parecen beneficiosos, porque liberan a la gente de las presiones locales, pero al persistir esta tendencia, se quedan a menudo aislados.

{
}
{
}

Comentarios Unidad vi ciencia y tecnologia en el mundo contemporaneo

esta muy completo en contenido, muy buen articulo... Dios les bendiga.
lenin lenin 09/01/2009 a las 14:54
me parece muy bien este contenido esta bastantemente amplio y muy explicativo. era lo que yo buscaba?''
hola..esta muy buena esa informacion...gracias :-)
maria alejandra 11/01/2009 a las 21:08
esta excelente el contenido muy presiso y bien enfocado pero necesito factores infuyentes, niveles de desarrollo tecnologico, problemascespecificos: crecimiento demografico la cuestion energetica, la cuestiontecnologica y politica.
le agradeceria muchisimo mas por ese contenido q para mi es de gran importancia gracias.......
adrian adrian 16/01/2009 a las 23:11

Deja tu comentario Unidad vi ciencia y tecnologia en el mundo contemporaneo

Identifícate en OboLog, o crea tu blog gratis si aún no estás registrado.

Avatar de usuario Tu nombre